Astudillo's Group

LA ANGUSTIA.

Muy poco sabemos sobre cómo abordar la angustia que genera una situación, un evento, al no tener la suficiente preparación en el abordaje. Surge cuando se escapa de nuestras manos las posibilidades reales de hallar las soluciones consideradas más acordes.

Y allí está el meollo o epicentro del problema. Procurar atender a una situación en términos de cómo lo haría el otro. Y resulta que la solución tiene que estar en términos de cómo lo resuelves tú y no él.

Con tus potencialidades y las herramientas disponibles, tienes que procurar atender a las necesidades. Buscar apoyo en otras personas es parte de ellas. Cerrarse en nada ayuda a valorar y comprender que las soluciones compartidas tienen más posibilidades de alcanzar los objetivos, que intentar hacerlo de manera individual y muchas veces compulsivas.

Por muy difícil que sea el evento hay una fuerza interior que definimos “Farología”, como la capacidad que tiene el ser humano para solucionar eventos en las mayores adversidades y en función de los elementos que tiene en su entorno, en su mente, en sus manos. Que está más allá de la resiliencia.

En esa situación debemos comprender que dentro de la angustia hay el momemtum de calma, serenidad, y mente fría para que antes de morir demos la vida para vivir. No hay resignación, aun cuando nos hundamos con la convicción que allí debajo está el filo de la piedra que nos impulsa a saltar y gritar que lo hemos alcanzado.

Ejercicios de meditación, relajación, magia, superación, nos ayudan a sentir que siempre es posible en la mente humana conseguir alientos para defender lo más preciado que tenemos: la vida.

 

Astudillo’s Group.

Autor: Eknow

Deja una respuesta