Astudillo's Group

Nosotros

¡Bienvenido a Astudillo's Group!

Astudillo’s Group nace cuando nuestros abuelos distinguen que la brisa salina del Mar Caribe que resecaba sus mejillas hacían juego y se complementaban, se hidrataban… Allí, juntos, inició ese largo viaje de formación humana, parental y académica.

En el caso de nuestros padres, uno nacido en las nobles aguas de Sucre y el otro en la pureza de los llanos Monaguenses. Lograron conquistar a nuestras madres, o ellas a ellos, no lo han aclarado aún… Una en consonancia con la musicalidad y gentileza Larense. La otra haciendo frecuencia con el calor y gusto Zuliano.

De esa sabrosa diversidad venimos nosotros, los nietos. Con toda esa carga de venezolanidad comprendemos la trascendencia de lo universal, de la ciudadanía global. Y por supuesto, al ser los niños del hogar vamos mostrándoles rutas a explorar.

Vale recordar la película “Onward”, de Disney, cuando tiempo atrás sus ancestros hacían y eran a partir de la magia que albergaba su interior. La comprensión y cuestionamiento de realidades les hacía valorar la formación de la sustancia racional: intelecto. Lo sensible: bondad, cooperación, libertad, justicia. El entrelazamiento: conexión. El trabajo: movimiento… todos sumando desde lo individual a lo colectivo.

Pero muchas veces no nos damos cuenta de la fragilidad de esos ecosistemas, que de forma silente una niebla nociva del accionar social pudiese penetrar y obnubilar Ver más

Los Orígenes

En un golfo hermoso que se mira desde las profundidades de un abierto mar, un artesanal barquito de madera semejante al de papel abre paso en la quietud con dos paletas de madera transformadas en motor, aprovechando la fuerza de la brisa esculpiendo rostros. Un niño aletea queriendo escapar de la sagacidad de un río ganando espacios en la salinidad de aquellas aguas. Discreto y sereno encalla en una playa bañándose en los cristalinos caracoles haciendo juegos con caballitos de mar.

Al inclinarlo hacia un costado para buscarle asiento, las desgastadas maderas de mangle dejan entrever unos símbolos conviviendo entre el salitre y los penetrantes rayos de sol. Apenas pueden leerse unos jeroglíficos de lo que una vez intentó expresar. Eran nueve caracteres, tal vez hubo más ¿qué representan? Pudo ser el nombre de aquel de contextura delgada, bajito, de pelo muy fino entretejido por la estampa bucólica de aquel lugar, pantalón recogido hasta las rodillas, camisa de kaki sin botones abierta al ancho mar.

O tal vez, el recuerdo de un amor ya ido queriendo dejar expreso un sentimiento jamás perdido. Quizás, una expresión denotativa de una costa en un paraje recóndito y desconocido. Fue en el espejo marino donde se proyectó ASTUDILLO y cuando otros juguetones niños se acercaron para ayudarle a bajar los pocos peces que en su interior estaban, le llamaron Juan, asumiendo entonces la otra expresión como apellido. Ver más

viejo-barco-madera-pesca-orilla-contra-fondo-cielo-nublado_175390-320

Autobiografía.

Somos tres parejas: una de más de 50 años de relación, otra con más de 20 y la tercera va por 17. Vínculos sustentados en el amor y en las cosas sensibles de la vida, la pasión.  Pero también en el logos, en la razón. Ese binomio fusionado de forma adecuada y equilibrada le sirve a esos 88 períodos del tejido social leer con la finura de quien asoma las agujas por entre las hendijas de lo que yace construido, para ir dando puntadas más arriba en la edificación de una obra. En este caso, la complejidad de lo social impulsa a recrear al hombre bajo una amplia cosmovisión. Pero no olvidamos, que mirar ese espacio profundo también te acerca a sus ángulos más sensibles, sencillos y fundamentales.

Intentar dar justa dimensión a la valoración de tu tiempo es acción de primer orden para nosotros. Al estar convencidos que cada puesta en escena significa entrega total de lo que somos. Tal comprensión surge de una vida de éxitos, fracasos, alegrías, llantos… con miles de jóvenes en diferentes escenarios en espacios de formación.

Fuimos anidando junto a ellos hasta develar las motivaciones y voluntades posibilitadoras de la cocción de las ideas y sentires que deleitan el crear e innovar. Miles de horas de trabajo que han superado los 30.000 días de con sustanciación de cómo generar a partir de sus intereses, particularidades y singularidades. Ver más

Co-founder

Toda idea o sentir que se aproxima a los límites de nuestra esfera cognitiva hace que el cuerpo se ponga en estado de alarma, y muchas veces lo retrotrae a su habitual y conocido mundo. Salir de esos senderos establecidos es humedecer lo árido del pensamiento profundo, es disfrutar y hacer tuya la melodía de la locura. Esa que dispone al cuerpo de la voluntad y valentía adecuada para buscar más allá de los sentidos.

Diría Miguel de Cervantes: no hay aventura de Don Quijote sin Sancho Panza… Los grandes emprendimientos, para hacerlos tangibles, necesitan del acompañamiento del otro. Ese que apuesta a ti, que cree y confía en que un mundo diferente es posible.

Así como la sabana agradece a los cielos el agua que las baña con su verde y aromático pasto; vaya nuestra palabra de gratitud, admiración y reconocimiento a los Cofounder,  por su visión de oportunidad y atreverse a combatir junto a nosotros en las ideas, en los sentires. Y hacer de esa lucha no una ilusión con los molinos, sino una puesta en marcha que privilegia a la persona humana con amplia cosmovisión. ¡Simplemente gracias por ese sí que todo sueño ha de poseer!

Galería Cofounders 2