Astudillo's Group

Farología y Felicidad.

Ocurren momentos en la vida de todo ser humano donde pareciera el cielo se desprende a pedazos sobre sus pensamientos. Sin embargo, estos últimos adquieren una fuerza inmensa en la penumbra para encender faros de luz, capaz de recomponer la escena. Abriéndose paso ante las adversidades y sobresalir, cual mano temblorosa del tapiado por el alud buscando la molécula de oxígeno, que vida le ha de dar.

Allí, en desmayo. Siente que su mano a otros ha transmitido sus angustias y sin fuerzas, aparenta entrega. Que es solo un mecanismo de defensa para enloquecer a las circunstancias, cansarlas, agobiarlas. Para que tomen otro rumbo.

Es la “farología”, esa fuerza capaz de pasar a ese modo de reinventar los entornos hostiles sacando fuerzas donde las apariencias indican que no las hay. Va más allá de lo considerado imposible para entonces, y entre cenizas, comenzar a visualizar el casi extinto humo, señalando un fuego interno, muy adentro que de nada se avergüenza. Sino que al contrario, se va inclinando sobre sus propios rasgos para recrear otra figura en un cuerpo considerado extinto.

Desde esas circunstancias, actuemos con la sabiduría del niño que corriendo detrás de la pelota, lo hace convencido pudiera alcanzarla, aun cuando todos los demás no lo crean así.

Vayamos conscientes que nuestras fuerzas tienen la potencia para soportar esa masa gris tormentosa. Por muy grande y oscura, siempre tendremos luz. Por cuanto somos fotón, y en la medida alimentemos los pensamientos, seremos más sólidos en nuestras convicciones y estrategias.

Esas fuerzas las tenemos todos, lo importante es no entregarse. Valorando que hemos venido a este mundo para ser felices. Razón fundamental de nuestra presencia.

 

Astudillo’s Group.

Autor: Eknow

Deja una respuesta